Storytelling qué es

Storytelling para venderles a todos

La primera vez que escuché hablar sobre Storytelling mi cara fue de póker. 

Mis conocimientos sobre marketing eran mínimos, pero sí que hablaba inglés en aquella época. 

Así que pensé: ¿es contar historias?

¿Pero hay una especialización sobre eso?

¿Qué es? ¿Un cuentacuentos?

 

via giphy

Las preguntas llenaron mi cabeza y no entendía nada. 

Así que me puse a estudiar e investigar sobre el tema porque soy de esas personas que no se pueden ir a dormir sin resolver las dudas de su cabecita. 

Y leí, leí mucho.

Pero también saqué muchas conclusiones. 

¿Las quieres saber?

Venga, y así te ahorras las horas  y horas consultando libros (sí, soy de las que aún lee libros).

 

¿Qué es el Storytelling?

Lo primero que hice fue buscar la definición de Storytelling, 

Pero, ¿alguien podía haber avisado de lo que me iba a encontrar?

Por si tú aún no lo has hecho, aquí estoy yo. NO LA BUSQUES. 

Cuando la encuentres te vas a sentir imbécil. Yo lo sentí, aunque tal vez solo me pasa a mí. 

Te la dejo a continuación para que no vayas a hacer el lelo a través de libros o de Internet. 

Storytelling: El arte de contar historias

Espera, ¿what?

Y se han quedado tan panchos. 

¿Y con eso esperan que yo comience a montar una estrategia de p*** m*** para vender mi producto o servicios como churros? 

Claro que sí guapi. 

Por eso advertía que encontrar el sentido a todo esto era bastante difícil. 

¿Tú cuando ibas al colegio cómo aprendías?

Yo me quedo con las historias que me contaba mi profesora. Pero cuando tenía que memorizar fórmulas matemáticas las pasaba canutas. Un rollazo de verdad. 

Ahí está la clave. Los alumnos se quedan con las historias que les cuentan sus profesores pero no con lo que les obligan a memorizar. 

¿Y entonces porque se siguen memorizando cosas en el colegio?

Eso ya es tema del sistema educativo, de lo que no tengo ni idea. Pero de marketing sí y por eso ahora pasamos a saber cómo aplicarlo a tu día a día. 

 

Cómo puedo utilizar el Storytelling

Ok, una vez sabido lo que era el storytelling quise encontrar ejemplos. 

Porque sino me imaginaba siendo una madre contando cuentos para que sus hijos vayan a dormir y eso precisamente no es lo que estoy buscando. 

Yo quiero que actúen, no que se me duerman. 

¿Entonces qué hacer?

Vamos a utilizarlo en nuestras estrategias de marketing. 

La parte más fácil puede ser en la sección Sobre mí de toda web. ¿Cómo ha sido la historia que te ha traído hasta aquí? 

Si recuerdas las clases del cole seguro que recuerdas eso de: Inicio, nudo y desenlace. 

Comencemos hablando de una fase inicial, tal vez antes de comenzar tu proyecto. Luego hablar de ese desencadenante que hizo que tomaras acción (igual un momento muy incómodo o algo parecido) y para finalizar en el punto en el que te encuentras hoy. Mira si te digo que me lo expliques con tus palabras sin tener en cuenta esta estructura lo vas a hacer igual de bien. Piensa en todo lo que has pasado, que no ese poco. 

Se me ocurrió aplicarlo también a los posts de Instagram o en las introducciones de los artículos de mi blog. Empecé introduciendo los posts de mi blog con una historia y los posts de Instagram también para explicar la foto, cómo llegué a la conclusión o lo que sea. 

Resulta que se me daban bien esas historias. 

Y estoy segura que a ti también. 

¿Nunca contaste el cuento de que tu perro se había comido tus deberes? Y seguro que con todo lujo de detalles, hasta el color de las hojas, la hora exacta o lo que hacías cuando te diste cuenta del “crimen”. Así que no me digas que no sabes contar historias. 

No estamos hablando de si el profesor te creyó o no . 

Solo de si se te ocurrió una historia para justificar los deberes no hechos. 

Lo otro se aprende con la práctica y con la edad. Ahora no dirías eso, tal vez dirías que le entró un virus a tu ordenador mientras guardabas tu trabajo en word y se quedó en nada. 

 

Ejemplos de Storytelling

Como dije, me puse a buscar ejemplos de esta práctica tan ancestral y encontré unos cuantos. 

Ah, ¿que te los comparta?

Vale, pero son 2 euros por ejemplo. Chiqui no es por abusar pero mi trabajo me ha costado.

Venga…. Te los dejo gratis… Pero me debes un café (o cerveza, o vermut, o copazo, como tú prefieras)

Siempre que he buscado ejemplos, lo que me sale son anuncios. Que están muy bien, pero yo se los dejo a las grandes agencias de publicidad. Yo soy solo una chica con un ordenador intentando ordenar ideas. ¿Qué hago?

Por ese  motivo lo que quiero darte son ejemplos de storytelling que no solo sean anuncios publicitarios (bueno, alguno sí que te dejo).

 

Anuncio de Amazon

No soy muy fan de la empresa, Jeff Bezos me parece un tipo bastante oportunista pero ha sabido crear una gran fortuna y crear anuncios que flipan. Me encantó uno que crearon en el confinamiento que lo que hacían era crear una función para los vecinos. A mí casi se me escapa una lagrimita y eso que soy bastante de hierro.

 

Secuencia de bienvenida con Storytelling

¿Cuántas veces te has suscrito a la lista de una marca, un personaje o lo que sea y te han dejado ahí?

A mí millones de veces, por eso que, cuando me envían emails guays de esos que espero para abrir, me emociono. Para eso quiero dar a conocer a Marina una copywriter Atípica que te manda a dar un viaje muy muy loco cuando te suscribes, incluso tienes que elegir qué camino elegir. ¿Te acuerdas de los libros de descubre tu aventura? Pues algo del estilo. 

 

Cuenta de Instagram : Susana Torralbo

No sé si la conoces, pero cuando veas sus fotos vas a querer un loft en el interior de Catalunya. Es que su loft debe ser de los más cotizados de Instagram, gigantesco, con mucha luz y decorado al detalle. Pero es que si luego lees la descripción de las fotos flipas. Yo lo hago cada vez que veo un post de ella y también me inspiro, así que tal vez tú quieras echarle un ojo.

 

Podcast: una habitación propia de Women now

Las historias nos encantan y yo me enganché a esta que habla sobre la historia de mujeres que han marcado la diferencia a lo largo de los años. para mí toda una inspiración y volver a mi época del colegio.

Ahora ya te he dejado ejemplos de los guays para que puedas aplicarlo a tu propio contenido y páginas.

 

via giphy

Eso sí, si quieres una revisión o algún consejito consejito, ,estoy al otro lado de la pantalla.

Escríbeme anda y tenemos una charla, nos echamos unas risas y nos tomamos un té (o lo que se tercie).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *