Qué es una secuencia de bienvenida y cómo puedes crearla para tu estrategia

El email marketing está a la orden del día y hay herramientas que todo emprendedor debe conocer como la secuencia de bienvenida. 

¿Conoces a Ray Tomlison?

Vale, no es Bill Gates o Steve Jobs, pero fue un tío muy guay que consiguió uno de los hitos más importantes en la historia de internet.

Es la primera persona que envió un email.

Hace ya unos cuantos añitos, 50 para ser exactos. 

Lo mejor era lo que decía ese mensaje, algo súper importante: QWERTYUIOP. Como cuando un hijo toca tu teclado sin que te enteres. Vale, el mensaje no era muy trascendente. Pero colega, era el primero.

Y 50 años después, con todos los avances que ha habido, aún se te hace bola mandar un mail a tu lista de suscriptores.

Pero non ti preocupare. Aquí estoy para echarte una mano o dos en la creación de emails para esos posibles clientes que están deseando conocerte más y hacerse con tus productos o contratar tus servicios. 

Cuando llegan a tu web y te dan algo tan preciado como su dirección de correo electrónico, ¿qué haces? 

Sí te has puesto nervioso porque no sabes qué responder tranqui. Tengo los pasos que necesitas para que le des la bienvenida a tu lista como se merece.

email marketing monkey

Si tienes un negocio digital o uno en mente, has de tener muy claro que sí o sí necesitas hacer esa secuencia.

¿Tú cuando llegas a una tienda compras en seguida? 

A no ser que sea algo urgentísimo te lo piensas un poco. 

Y es normal, todos lo hacemos.

Tus clientes también. 

Necesitan conocerte a ti, a tu empresa, tu género y sobre todo saber en qué les puedes ayudar.

Así que la mejor manera es darles un buen recibimiento y mandarles una serie de emails presentándote a ti, a tu equipo y ofrecerles todo lo que necesitan saber sobre tu negocio y tu producto o servicio. 

Eso lo consigue una secuencia de bienvenida.

Y no es tan difícil de hacer, solo has de tener muy claras ciertas cosas. El resto es coser y cantar.

Te lo digo yo que he creado unos cuantos en los años que llevo dedicándome al marketing digital. 

Herramientas que necesitas para tener una secuencia de bienvenida

Comencemos con las herramientas que necesitas:

  • Publicidad: Si quieres llegar a cierto número de personas pero no tienes una gran comunidad en redes sociales puedes conseguirlo a través de publicidad. Elige la plataforma en la que quieres tener la publi (facebook, instagram, Youtube, Google…) Y métele caña. 
  • Automatización de email marketing. ¿Crees que has de estar pendiente de cada persona que te deja sus datos? Pero es que te pueden contactar a horas intempestivas y si tienes que estar atento en todo momento te va a afectar a la salud y para eso no has montado un negocio. Por eso existen plataformas para que los emails se envíen automáticamente sin que tengas que estar pendiente. Hay muchísimos, yo recomiendo Active Campanign o Mailer lite en función de la dificultad del funnel, pero también están GetResponse, Infusion Soft, Click funnels…
  • Remarketing: Tal vez han llegado hasta la página de ventas y luego se han ido. Normal, a veces yo también salgo de páginas cuando estoy a punto de comprar ya sea porque estaba en la calle, o me he distraído y lo he dejado de lado. Así que no está mal recordar a esas personas que han estado a punto de comprar que sigues ahí. Recomiendo LeadsBridge para ello. 
  • Vender online: Una venta es una transacción económica. Así que para poder cobrar debes tener alguna herramienta en tu web para ello. 
  • Alojar tus contenidos: Si lo que vendes es un producto digital debes guardarlo en algún lado. Lo ideal es WordPress o si es una membresía utilizar Memberpress o memberium.

¿De cuántos emails hablamos?

Esta pregunta me la han hecho muchísimas veces. 

Y mi respuesta es siempre la misma: depende.

Pero es que no existe una fórmula mágica de emails que generen más o menos ventas. 

Depende del tipo de negocio, de producto o servicio y del público al que va dirigido.

Pero te digo, no recomiendo nunca que un funnel tenga menos de tres emails. Más que nada porque no da tiempo a que te conozcan y que sepan en qué les puedes servir de ayuda. 

Lo ideal es 

  • Uno introductorio. Con una historia que les interese pero en el que no vendemos nada. ¿Tú harías caso a alguien que tal cual se acerca ya te ofrece todo el muestrario para que le compres? Yo me iría corriendo.
  • Un segundo mostrándole la ganancia que puede tener si obtiene tu producto o servicio. Te recomiendo que siempre te pongas en el lugar de tu cliente ideal y le escribas aquello que le interesa. Si lo miras todo desde su punto de vista te va a ser más fácil conquistarle.
  • Un tercero dándole razones de más peso por las que debería comprar tu producto o servicio. En este caso vamos a tirar de testimonios de antiguos clientes que estén encantados con tu negocio. 
  • En el último ya vamos a mostrarle qué puede pasar si no obtiene lo que le ofreces. Tampoco se trata de sacar la navajilla. Vas a actuar como el fantasma de las navidades futuras. Que recuerde aquello que quiere solucionar y por el que se ha interesado por tu negocio. Para que se dé el cambio debe tomar acción. 

Pero lo más importante es que sabes que hay algo en que le puedes ayudar y que eres la persona indicada para hacerlo. Si no estás convencido de ello, no vas a conseguir atraerle nunca. 

¿Y tan solo necesito esos emails?

Si pensabas que los emails era lo único que debías tener escrito y ya a ganar dinero como churros, estás equivocado. 

Estas páginas debes tenerlas creadas también: 

  • Landing page: donde llegarán tus posibles clientes después de hacer click en tu anuncio o en un link en redes sociales o incluso desde tu blog. Utiliza técnicas de copywriting para que se interesen por tu lead magnet y te den su email.
  • Lead magnet: Dar un email es como antes dar el teléfono, no se lo das a cualquiera. Así que una buena manera es dar algo a cambio. Como cuando entrabas en sorteos de bares o discotecas para ganar algo de merchandising, ¿lo recuerdas?
  • Página de ventas. El embudo que has creado es para vender, no lo olvides. Así que el último email que mandes por lo menos debe llevar al lector a la página de ventas de un producto o servicio determinado. Además, el lead magnet que crees debe estar relacionado con él, así mantienes la coherencia con tu posible cliente. 
  • Checkout: La página en la que se va a finalizar la transacción. Donde van a poner los datos de su tarjeta de crédito. La puedes crear con Kajabi, Thrivecart o Hotmart. 

Ahora que ya tienes todo lo necesario para crear tu funnel toca medir los resultados. 

Sin métricas no hay paraíso

El marketing sin medir resultados no sería marketing. 

Debes tener controlado cada paso de tu secuencia para saber qué está funcionando y qué necesita ser mejorado. 

Piensa que, aunque dejes el mismo embudo durante años (es posible), vas a tener que revisarlo y actualizarlo continuamente. 

¿Y cuáles son las métricas que necesitas? 

Puedes obtener muchísimos datos, pero para que no te agobies, te dejo aquí los más importantes: 

  • Tasa de conversión: De todos los que llegan a tu página de ventas, ¿cuántos compran? Lo ideal es que esté por encima del 40%. Piensa que el funnel te ha servido para filtrar a aquellas personas que no están interesadas en aquello que vendes. Así que si llegan a la página de ventas es que realmente les interesa. O así debería ser.  
  • Tasa de apertura de emails: Las mismas plataformas de automatización te pueden dar este dato. Por lo menos entre el 20 y 30% de las personas que están en tu embudo deberían abrir esos emails. Si hay alguno que sufre una caída grande de apertura respecto al resto deberás revisarlo. Tal vez cambiando la historia o la manera de escribirlo tengas un mejor resultado.  
  • Tasa de compra: De todos los que te dejan su email y entran en tu embudo, ¿cuántos compran finalmente? Este suele ser el porcentaje más bajo ya que normalmente varias personas se dan de baja a lo largo del camino. Lo ideal es que como mínimo sea del 1% o del 3%. Si es más alto vamos por el buen camino. 

Como ves, hay que obtener muchos emails para poder vender la cantidad que te hayas marcado como objetivo. 

Bueno carinyet, creo que te he dejado lo más importante y no me he dejado nada en el tintero. 

Ahora te pones las pilas y le das a la tecla a saco. 

¿Te ha quedado alguna duda? Escríbeme y lo hablamos, tal vez te pueda ayudar para que consigas vender tu producto o servicio con toda la seguridad que da un discurso firme y convencido de su capacidad de ayudar.

email marketing carrie bradshaw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *