CÓMO EL STORYTELLING PUEDE AYUDARME EN MI NEGOCIO

Seguro que tienes la cabeza llena de ideas brillantes para compartir con tus clientes. Eres experta en tu sector y estás convencida de que tu trabajo puede ayudar mucho a las personas.

Pero en el momento de compartirlo sientes que no conecta contigo o la esencia de tu empresa. Te gustaría sonar mucho más natural pero no sabes cómo. 

El miedo a parecer monótono e igual al resto de marcas que hay a tu alrededor te llena de miedo y no sabes ni por dónde empezar. 

Quiero compartir contigo una técnica que seguro que ya la utilizas en tu vida cotidiana, y que aplicándola a la comunicación de tu empresa vas a mostrarte mucho más cercana a tus clientes y eso sabes que significa aumentar las ventas. 

La técnica a la que me refiero es el Storytelling. Y es que el arte de contar historias nos acompaña desde los tiempos más remotos y va a continuar porque es nuestra manera natural de comunicarnos.

¿Quieres saber cómo aplicarlo a la comunicación de tu negocio? Sigue leyendo. Aquí te lo cuento todo.

Cuando quedas con un amigo al que hacía tiempo que no te veías seguro que se pasa el tiempo rápido.

Lo más seguro es que, os pongáis al día y para ello os contéis lo que os ha pasado a través de anécdotas, historias, recuerdos….

Eso es Storytelling.

Y es que el Storytelling es nuestra manera natural de comunicarnos. Y es con eso con lo que tu audiencia se va a sentir más cómoda. Se sentirán identificados con las historias que les cuentes. 

Hablamos de contar historias, no “cuentos” en el sentido negativo de la palabra. 

Es contar una historia relacionada contigo, con tu negocio, con tus productos o servicios, con tus clientes o proveedores, con tu vinculación con la comunidad….

El objetivo de crear la historia de tu marca no es entretener, sino que se trata de una herramienta estratégica de la empresa y debes tener muy claro el objetivo que quieres lograr. 

Los seres humanos somos animales sociales, por lo que si nos cuentas una buena historia probablemente consigas motivarnos a actuar y atraer nuestra atención. Algo que en Internet puede volverse muy difícil. 

Por eso te digo, no se trata de contar tu historia y arreando. Se trata de utilizar elementos determinados de tu historia para conectar mejor con ese cliente al que quieres atraer.

¿Para qué sirve el Storytelling?

En la prehistoria se contaban historias con el objetivo de sobrevivir a un terreno adverso. Por eso las personas estaban atentas al contenido de la historia de principio a fin. 

Parece ser que eso lo hemos heredado y ha llegado hasta nuestros días porque hay historias que recordamos de la niñez con mucha más precisión que los temas que tuvimos que “empollar en clase”.

Un estudio de la Universidad de Berkeley demostró que las historias centradas en personajes que superan sus problemas hacen que nuestro cerebro segregue oxitocina (también conocida como la hormona del amor). También ayudan a liberar dopamina (mensajero químico que regula la motivación y el deseo) y hace que repitamos conductas que nos proporcionan beneficios o placer. 

Como consecuencia de este cóctel en nuestro cerebro, nuestra respuesta al mensaje será más emocional. El precio o las características del producto pasan a un segundo plano.

¿Qué ventajas tiene que nuestro negocio cuente historias?

  • Generan confianza. Muestra a tu negocio de una manera diferente, más humana y cercana. Te ayuda a alejarlo de la visión tradicional del negocio, más fría y alejada de las personas. 
  • El mensaje se recuerda con más facilidad. Una secuencia de hechos encadenados se recuerdan mejor que conceptos por separado. 
  • Son fáciles de compartir. Como la recordamos mejor, podemos compartirla con los demás y se genera la difusión boca-oreja, tan importante para los negocios pequeños. 
  • Facilitan la comprensión. Cuando nos transmiten datos sin darles un contexto, es fácil que no se comprenda y el receptor del mensaje termine sin escuchar. 
  • Crean mayor conexión. La conexión emocional es mucho más profunda que la puramente funcional.

Hablemos de Storytelling para empresas

Es storytelling para empresas utiliza la narración para conectar a las empresas con las personas. 

Por supuesto no estamos hablando de contar historias aisladas para que capten nuestro mensaje. 

Se trata de comunicar quiénes somos y qué pueden esperar de nuestra empresa, un mensaje trasladado tanto a clientes, como trabajadores o inversores. Y todo eso a través del storytelling. 

Además trae más ventajas a la organización: 

  • Consigue crear una cultura de empresa sólida y que los empleados vayan en la misma dirección.
  • Aumenta el compromiso de todo el equipo desde empleados hasta directiva.
  • Da una visión clara del tipo de organización que es para nuevos empleados, posibles socios e inversores.
  • Menos fuga de talento porque hay más compromiso por parte de los empleados.
  • Atrae a nuevo talento al sentirse identificado con la cultura empresarial que se proyecta.

En resumen, la narración corporativa traerá beneficios tanto a nivel externo como interno. 

Para ello es importante encontrar el discurso de la empresa que tendrá eco en el mercado y que todos querrán comprar. 

Podemos identificar nuestro discurso de marca a través de los arquetipos de Jung. Sirven tanto para identificar a la audiencia que recibirá los mensajes como para dotar a la marca de personalidad propia. Estos arquetipos son 12 y corresponden a 12 tipologías de personas: el Creador, el Héroe, el Forajido, el Amante, el Hombre Corriente, el Sabio, el Explorador, el Inocente, el Gobernante, el Bufón, el Cuidador y el Mago. Cada uno tiene unas características propias que permiten a las marcas crear un perfil con el que se identifiquen. 

Si quieres saber más sobre arquetipos de marca, te recomiendo este artículo de Samu Parra en el que te va a quedar todo más claro: https://samuparra.com/blancanieves-los-12-arquetipos-marca/

  Si quieres saber más sobre arquetipos de marca, te recomiendo este artículo de Samu Parra en el que te va a quedar todo más claro

¿Qué necesitas para crear tu Storytelling?

Necesitas dos cosas claras antes de empezar. Luego todo va saliendo. 

  1. Define con claridad los valores que te mueven, por qué haces lo que haces y lo que te hace diferente a otras empresas
  2. Define el objetivo que quieres alcanzar con cada historia

Puedes hablar de ti y de cómo creaste tu empresa. Así conectas más profundamente con tu público y, por tanto, atraerás y fidelizarás a clientes mostrando el lado humano de tu negocio, cómo surgió la idea, las personas y situaciones que te han influenciado… 

Enfócate en lo que te inspira, la razón de hacer lo que haces.

También puedes usar storytelling para explicar procesos, productos o servicios. Una historia que ponga de manifiesto el valor añadido que ofreces y lo que te diferencia de los demás va a lograr que los clientes perciban tu empresa como algo único

¿Cuáles son los principales elementos del Storytelling?

Son cuatro los elementos que deben estar siempre presentes en tu Storytelling:

Mensaje

Muchos separan el Storytelling en dos partes: 

  1. Story: la historia transmitida
  2. Telling: la forma en que se presenta el mensaje.

Un mensaje fuerte va a tener efecto aunque el telling sea débil. Pero si el mensaje no es lo suficientemente fuerte, va a ser difícil salvarlo aunque la técnica para presentarlo sea perfecta. 

Lo dicho, la base de todo es el mensaje. 

Pero aún así, un mensaje genial puede que no sea recordado por todos. Ahí entran a trabajar los siguientes elementos.

Ambiente

Toda historia sucede en un lugar físico. Si dicho ambiente está bien descrito el público va a sentirse fácilmente parte de la historia.

Personaje

El protagonista de nuestra historia es quien hace un recorrido determinado y sufre la gran transformación que trae la transmisión del mensaje. 

Pero para que haya transformación debe superar algo.

Conflicto

Es aquello que más va a interesar a tu audiencia. El desafío que surge para motivar al personaje a recorrer todo su viaje. 

Si es muy simple no despertará interés, debe ser más elaborado. Tampoco puede tener una solución fácil, porque se convertiría en una historia romantizada. la audiencia debe querer encontrar la solución.

Ejemplo de Storytelling de marca:

Una pequeña empresa que ha sabido ganarse la confianza de muchas clientas a lo largo de los años. Lo mejor es como muestra el origen de la empresa, utilizando una historia real que te hace conectar con la marca desde el minuto 1.

 Haz click en este enlace y entra en su web. Te recomiendo mirar su video de presentación porque te va a enamorar.

Lo que yo opino del Storytelling

En el mundo del marketing se escucha hablar mucho del Storytelling y de la potencia que tiene, pero creo que en general se aplica mal en las empresas.

Porque como he explicado, no se trata solo de contar historias y ya está. 

Tiene mucho que ver con la identidad de marca y las bases del negocio. Esas que han de quedar claras antes de comenzar con cualquier actividad. 

Es muy importante aplicarlo a la comunicación interna de la empresa para que los trabajadores conecten con el proyecto y con los objetivos de la misma. Las organizaciones están cambiando y es algo a tener en cuenta. Porque no volveremos al tipo de organizaciones de hace 20 años.

Por otro lado, hay que tener el punto en el que se encuentra ese cliente al que queremos conquistar con nuestra historia. ¿Tú le cuentas lo mismo a un chico en una primera cita que en la 5ta o en la sexta? 

Me encanta el Storytelling y sacar las historias de las empresas es una de las cosas que más me motivan de mi trabajo por lo que es un tema que voy a tratar muy a menudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *